Laboral Ciudad de la Cultura

HOY SÁBADO 24 DE AGOSTO

Suscríbete a nuestra newsletter

Pasaporte Cultural
Vamos Laboral
Laboral Cineteca
Sello de Oro
app movil

NOTICIAS

LABORAL CIUDAD DE LA CULTURA

Laboral Cinemateca homenajea al cineasta Kenji Mizoguchi y proyecta cuatro de sus obras más conocidas

  • El ciclo incluye la proyección de las copias restauradas de Cuentos de la luna pálida, El intendente Sansho y Los amantes crucificados y La emperatriz Yang Kwei Fei, que se emite en su nueva versión en 2K

 

04/06/2019.- Laboral Cinemateca presenta un ciclo especial dedicado al cineasta Kenji Mizoguchi, uno de los directores claves de la filmografía japonesa y universal, y proyectará en junio cuatro de sus obras más conocidas, tres de ellas restauradas por The Film Foundation y KADOWAKA Corporation bajo la supervisión de Masahiro Miyajima y Martin Scorsese y con el apoyo de The Japan Foundation. Se trata de la misteriosa y enigmática Cuentos de la luna pálida, la conmovedora El intendente Sansho, Los amantes crucificados y La emperatriz Yang Kwei Fei, que se proyecta en su nueva versión en 2K.

A lo largo de sus más de 30 años de carrera, Kenji Mizoguchi (1898-1956) recorrió todos los oficios del cine y llegó a filmar más de 90 películas. Aunque muchos de sus primeros trabajos se han perdido, la gran cantidad de obras que realiza en las décadas de los 20 y 30 le permite aprender y sintetizar un estilo que culmina en la década de los 50 cuando realiza, entre otras, las cuatro obras que podrán verse los sábados de junio en el Paraninfo de la Laboral.

El reconocimiento de Mizoguchi en Occidente llegará en 1952 cuando, tras cinco años de preparación, realiza Vida de Oharu, mujer galante, con la que obtiene el premio a la mejor dirección en el Festival de Venecia de ese año. Su prestigio alcanzará aún cotas más altas cuando un año después realice la obra más famosa de su carrera, Cuentos de la luna pálida. Ganadora del León de Plata en el Festival de Venecia de 1953, la película deslumbra a la crítica europea y, entre otros, a los futuros componentes de la Nouvelle Vague francesa.

Posteriormente, dirige títulos como Los músicos de Gion (1953), La mujer crucificada (1954), Los amantes crucificados (1954) o La calle de la vergüenza (1956), que confirmarán la reputación de Mizoguchi como un cineasta con una visión única sobre la posición de la mujer dentro de la sociedad japonesa, el mundo de las geishas y el universo de la prostitución. La belleza y sutilidad de las imágenes de La emperatriz Yang Kwei Fei (1955), una de sus dos únicas películas filmadas en color, y la potencia conmovedora de El intendente Sansho (1954), completan una lista de títulos donde el arte de Mizoguchi se encuentra a su más alto nivel. El 24 de agosto de 1956, Kenji Mizoguchi fallece, a causa de una leucemia, mientras prepara su último proyecto, Osaka monogatari.

El melodrama El intendente Sansho (Sanshô dayû) abre el ciclo el sábado 8 de junio. El deseo y la lucha por unir a la familia se presentan como el elemento principal de resistencia frente a las injusticias y la represión en una historia en la que Mizoguchi proyecta momentos de su propia vida. En el siglo XII, la esposa de un gobernador y sus hijos son apartados de este. Mientras la mujer es deportada a una isla para ejercer la prostitución, los hijos son enviados a un campo de esclavos donde el temible intendente Sansho gobierna con mano firme.

El sábado 15, el público podrá disfrutar de Cuentos de la luna pálida (Ugetsu monogotari), considerada una obra maestra y el título clave de la filmografía del maestro japonés. Mizoguchi sitúa al espectador en el limbo entre la fantasía y la realidad en este cuento sobre la codicia, el infortunio y las miserias humanas con el que el director reflexiona sobre el impacto de la guerra en la vida de la gente. En el Japón feudal del siglo XVI, sumergido en una cruenta guerra civil, dos aldeanos persiguen sueños imposibles, uno obsesionado por hacerse rico, el otro por hacerse samurái. Mientras sus esposas, solas, lucharán por sobrevivir.

Los amantes crucificados (Chikamatsu monogotari) llega a la pantalla de Laboral Cinemateca el sábado 22 para contar la historia de Osan, una joven casada con Ishun, un rico y tacaño funcionario. Cuando Osan es acusada falsamente de tener una relación con Mohei, ambos huyen rápidamente de la ciudad. Ishun ordenará a sus hombres que los encuentren y los separen para evitar el escándalo. Esta adaptación de una obra de teatro (kabuki) del siglo XVII de Chikamatsu Monzaemon le valió a Mizoguchi la nominación a la Palma de Oro en el Festival de Cannes de 1955.

Cierra el ciclo, el sábado 29 de junio, La emperatriz Yang Kwei Fei (Yôkihi), su primera película filmada en color, una bella historia ambientada en la China del siglo VIII en la que se narra la historia de amor y sacrificio entre el emperador Hsuan Tsung y una joven plebeya que es físicamente igual a su querida esposa, muerta unos años antes. Este film fue nominado a mejor película en el Festival de Venecia de 1955.

Las entradas para las proyecciones pueden adquirirse, a un precio general de 4 € y reducido de 3 €, en la Recepción de Laboral Ciudad de la Cultura en Gijón, en la Recepción del Centro Niemeyer en Avilés, en el Centro de Información Turística del Principado en Oviedo, en entradas.liberbank.es, en el teléfono 902 106 601 y en la red de cajeros Liberbank.